RICCLISA - Publicaciones Recientes

Publicaciones Recientes

Publicaciones Recientes (93)

Subcategorías

WP2

WP2 (9)

WP2 - Servicios de generación de alertas agroclimáticas como soporte a la toma de decisiones del sector Cafetero Colombiano, AgroCloud.

Este proyecto busca desarrollar servicios de información para el sector agrícola Colombiano y consolidar el sistema de alertas tempranas, como herramienta para ayudar a reducir la vulnerabilidad del sector ante fenómenos de variabilidad y cambio climático. Para esto se define un servicio de consulta de datos climáticos a través de un proveedor y almacenamiento constante de información que advierte al usuario sobre situaciones de amenaza, con el objetivo de que el sistema de alertas tempranas pueda ser tan efectivo como para preveer a tiempo probables situaciones adversas, y simultáneamente permitir la selección inteligente de respuestas apropiadas.

Este proyecto está dirigido a productores agrícolas, investigadores, extensionistas, entre otros, y toda la comunidad que esté interesada en la información relacionada con el comportamiento del clima y la caficultura ubicados principalmente en la cuenca alta del río Cauca.

Principales resultados.

Servicios agroclimáticos (Condiciones actuales del clima, datos históricos, pronóstico climático e intensidad lumínica)

Sistema de soporte a la toma de decisiones (DSS) para la gestión del control de la roya y la gestión de costos del tratamiento de la enfermedad.

Sistema de detección de condiciones favorables para la roya en el café.

Servicios de reportes climáticos.

Red social RICCLISA

Aplicación móvil RICCLISA

Contacto


Juan Carlos Corrales Muñoz
Gestión y Dirección - WP2
e-mail: jcorral@unicauca.edu.co

 

Ver artículos...

Viene guerra por agua y amenaza a seguridad alimentaria

AGUA , AMENAZA , SEGURIDAD ALIMENTARIA

La guerra por el agua y la amenaza de la seguridad alimentaria están cada vez más cerca. Las tragedias por inundaciones y sequías así como las enfermedades serán, cada vez, más severas.

Esas son las contundentes conclusiones a las que llegan especialistas en el tema ambiental y de salud tras conocer el pronóstico sobre el aumento de la temperatura que sufrirá esta región para el año 2100, elaborado por el Ideam, el Ministerio del Medio Ambiente y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Brigitte Baptiste, directora del Instituto Alexander Von Humboldt en Colombia, aseguró que esas previsiones le parecieron muy conservadoras porque cuando se habla de incremento de la temperatura media promedio se está ocultando que va a haber una variación muy grande, que para el caso del Meta puede ser de cuatro grados, entre las máximas y las mínimas en el futuro.

Eso significa, agregó Baptiste, que se van a incrementar los eventos extremos de calor, sequía, lluvia y frío. Y como el informe se construye en un escenario intermedio, lo que puede ocurrir es muy delicado porque implica un incremento de los riesgos climáticos muy grande porque todos los ríos y el agua que baja por la cordillera va a cambiar su dinámica muchísimo.

El río Guatiquía en Villavicencio, dice la directora del Alexander Von Humboldt, –durante la temporada de lluvias– va a tener avenidas cada vez más drásticas. Y en las épocas de sequía los problemas de suministro de agua para la ciudad se pueden multiplicar.

Situaciones extremas como la mortandad de chigüiros que el año pasado sufrió el departamento de Casanare van a ser mucho más graves y prolongadas.

Los efectos en las grandes ciudades serán como lo que está ocurriendo en Sau Paulo (Brasil), donde por la situación de sequía que lleva acumulada se señala que la única solución es sacar gente de la ciudad, evacuar parte de la ciudad porque aun cuando se estabilicen las lluvias en los próximos 20 años y se estabilicen los embalses no se va a lograr atender la demanda.

Esta ciudad entró en una línea de inviabilidad económica y social gravísima. Ya no es una ciudad interesante para hacer negocios ni para hacer industria porque no hay agua y no la va a haber, sentenció Baptiste.

El agro

El escenario que plantea el Ideam, aseguró Baptiste,, de reducción importante de la pluviosidad en Meta, Guaviare, Guianía y Vichada va a significar para la producción agropecuaria veranos más largos y menos disponibilidad de agua para riego.

Eso va a empezar a generar conflictos por el agua, cuando ya hay una demanda establecida, dice.Eso acaba repercutiendo en el incremento en los costos de la producción alimentaria, en menos vulnerabilidad a las plagas y un desastre de una día para otro. Eso puede ocurrir en un par de décadas, dijo Baptiste.

El cambio climático también va a generar que disminuya la producción de alimentos y la calidad de los mismos y eso trae consigo que las personas que no tienen posibilidad adquisitiva tienen más posibilidades de padecer desnutrición y hambre, sostiene César García, epidemiólogo y doctor en salud pública de la Secretaría de Salud del Departamento del Meta.

A esto se suma, agregó García, que el deterioro en la producción de alimentos y el consumo de los que tienen aditivos, fertilizantes y fumigantes van a aumentar la tasa de incidencia de cáncer en especial los de piel, seno y gástrico.

Desnutrición

La disponibilidad y la calidad del agua potable va a disminuir considerablemente y va a afectar, cada vez más, a las poblaciones periféricas distantes de los centros urbanos y de las zonas rurales, o sea a las personas más pobres y vulnerables, asegura César García, epidemiólogo y doctor en salud pública de la Secretaría de Salud del Meta.

Esas circunstancias, afirmó, van a provocar más enfermedades diarreicas, especialmente en las poblaciones de adultos y niños. También van a aumentar los niveles de desnutrición y de deshidratación.

En los adultos mayores se va a incrementar la muerte por riesgo cardiovascular y por enfermedades respiratorias relacionadas con los cambios intensos de calor a humedad.

Van a haber mayores zonas de probable cría de enfermedades producidas por vectores como dengue, chikunguña y ébola, porque existirán mayores probabilidad de que los mosquitos transmisores de enfermedades colonicen zonas donde antes no llegaban porque la temperatura va a aumentar.

 

https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/cambio-climatico/15538936

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

Inicia ONU-REDD Colombia, programa para mitigar el cambio climático

CAMBIO CLIMATICO , MITIGAR

Este martes se dio oficialmente inicio a ONU-REDD Colombia, un programa con el que el Gobierno, en su compromiso con la lucha global contra el cambio climático, bajo el liderazgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el IDEAM, pretende mitigar las emisiones causadas por la deforestación.

Este programa conjunto de la Organización de Naciones Unidas combina la experiencia de las agencias FAO, PNUD, PNUMA, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el IDEAM, con la participación de actores involucrados incluyendo organizaciones sociales indígenas, afrocolombianas y campesinas.

“Estamos muy complacidos de iniciar este programa con el respaldo de Naciones Unidas, el cual será garantía de solidez y transparencia a un esfuerzo muy grande del país como es la reducción de la deforestación y el crecimiento verde, en particular en regiones como la Amazonía y el Pacífico; regiones en donde REDD+ deberá ser una herramienta para un posconflicto en donde el ambiente sea protagonista”, aseguró el viceministro de Ambiente, Pablo Vieira Samper.

Por su parte, el director del IDEAM, Omar Franco, destacó la iniciativa y aseguró que la Amazonía es un territorio estratégico por ser considerado el “pulmón del mundo” y por desarrollar importantes programas, la mayoría con cooperación internacional.

ONU-REDD, presente en 58 países, entre ellos 15 en Latinoamérica, apoyará al país durante los próximos tres años en el camino hacia la implementación de REDD en Colombia de acuerdo con los lineamientos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, en la cual el país juega un activo rol reconocido en el ámbito internacional.

Este programa se centrará en el “Fortalecimiento de Capacidades Nacionales para REDD en Colombia”. REDD+ es un enfoque global de mitigación de cambio climático que busca reducir las emisiones causadas por la deforestación y degradación de los bosques, e incluye la conservación, el manejo forestal sostenible y el aumento de las reservas de carbono de los bosques.

“Hemos sido miembros de la Junta Normativa de ONU-REDD y el programa va a jugar un rol importante en fortalecer iniciativas que como pueblos indígenas ya tenemos en camino como la REDD+ Amazónica”, señaló Diego Escobar, representante Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana, OPIAC.

Para José Absalón Suárez, del Proceso de Comunidades Negras, PCN, el papel de ONU-REDD en generar capacidades en las comunidades es clave para su interlocución en la Estrategia Nacional REDD+ y en la eventual negociación en mercado de créditos de carbono dentro teniendo en cuenta riesgos y beneficios sociales y ambientales.

 

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/inicia-onu-redd-colombia-programa-mitigar-el-cambio-cli-articulo-555013

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

Delimitar un páramo no es trazar una línea, es proteger un ecosistema: Minambiente

PÀRAMO , PROTEGER , ECOSISTEMA , AMBIENTE

El ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, aclaró este martes dudas sobre la delimitación del Páramo de Santurbán, realizado el pasado 19 de diciembre, donde aseguró que esta se hizo con todos los criterios técnicos y científicos.

Lo que no puede haber dudas es que la delimitación de Santurbán se hizo con todos los criterios técnicos y científicos que hay en el país”, explicó el ministro Vallejo a Senadores y Representantes a la Cámara que debaten el Proyecto de Plan Nacional de Desarrollo 2014- 2018.

“Es que delimitar un páramo no es trazar una línea, es proteger un ecosistema. Se tiene que resolver a la vez la situación de quienes habitan”, dijo el funcionario, en el recinto donde algunos legisladores criticaron la permanencia de actividades agrícolas y mineras en la región.

Reveló, además, que en los 36 complejos de páramos que tiene el país, conformados por 3 millones de hectáreas, viven 350 mil personas, que desarrollan actividades agrícolas, ganaderas y mineras.

“Este no es un problema de por dónde va la línea sino de cómo está integrado en ecosistema de páramos”, sostuvo.

Asimismo, explicó que lo que se logró hacer en Santurbán, con todos los retos y problemas, fue definir una cartografía a escala 1/25.000, con unos criterios científicos avalados por el Instituto Von Humboldt, respetando 100 mil hectáreas exclusivas para páramos, 6 mil para agricultura y el resto para reconversión.

“Lo que no podemos olvidarnos es que en esa parte del territorio se han desarrollado actividades mineras con títulos y licencias ambientales actuales”, aclaró.

Finalmente, informó que el Gobierno está invirtiendo cerca de 19 mil millones de pesos en procesos de reconversión que aseguran la protección del Páramo de Santurbán.

 

https://www.elcolombiano.com/medio-ambiente/delimitar-un-paramo-no-es-trazar-una-linea-es-proteger-un-ecosistema-minambiente-YE1420357

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

ONU alerta que cambio climático afectaría seguridad alimentaria

CAMBIO , CLIMATICO , SEGURIDAD , ALIMENTARIA

En un nuevo informe, el Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC)  alerta de los riesgos del calentamiento global para el suministro alimentario, y de sus consecuencias para la estabilidad social, la emigración y la seguridad mundial.

Esta es una de las principales conclusiones del documento que preparan desde el martes y hasta el próximo domingo el grupo de expertos internacionales y de representantes políticos reunidos en Yokohama (sur de Tokio).

El informe analiza los conocimientos científicos actuales sobre el cambio climático, así como el impacto de este proceso sobre el hombre y sobre la naturaleza en distintas regiones del mundo, los "riesgos futuros" y el "potencial y los límites" de la adaptación humana, explicó el IPCC en un comunicado.

Para su elaboración se han tenido en cuenta "las consecuencias del cambio climático que ya han ocurrido" y las previsiones sobre su evolución con el objetivo "identificar respuestas efectivas y entender mejor los desafíos", señaló el vicepresidente del grupo, Chris Field.

Entre los "efectos probados" que ya ha tenido el cambio climático, el borrador menciona sequías frecuentes e intensas, inundaciones, cambios en el suministro de alimentos, menor rendimiento de los cultivos, efectos adversos sobre la salud, degradación de los hábitats y extinción de especies animales.

En materia alimentaria, el texto provisional advierte de los efectos "variados y complejos" que tendrá sobre las tierras cultivables el calentamiento global, la subida del nivel del mar y la modificación de la intensidad de las precipitaciones.

Mientras que algunas regiones ubicadas en altas latitudes -como Rusia- podrían beneficiarse de estos efectos al disponer de temporadas de cultivo más largas y más terrenos aptos para este fin por el deshielo, otras zonas podrían verse perjudicadas por las sequías y otras condiciones climáticas extremas.

El borrador, no obstante, deja claro que cualquier "efecto inicial positivo" se verá descompensado por otros factores negativos. En particular, señala que la subida de las temperaturas de un sólo grado centígrado en regiones templadas como Norteamérica o Europea provocaría descenso en los principales cultivos de estas zonas (trigo, arroz y maíz).

El menor rendimiento de la agricultura se vería agravado por el aumento de la demanda de productos alimentarios a nivel global, estimado en el 14 por ciento para 2050, según el borrador del documento.

Además, la previsible carestía alimentaria y el consecuente incremento de los precios "aumentaría de forma indirecta" el riesgo de conflictos violentos entre países o entre comunidades, las protestas y otras formas de inestabilidad social provocadas por la pobreza o la dificultad necesidades básicas, alerta el borrador.

El texto que los expertos preparan en Yokohama es la segunda de las tres partes del extenso informe que el IPCC está elaborando y divulgando por tramos, y cuya última parte se elaborará en abril en Berlín.

El segundo grupo de trabajo del IPPC publicará un borrador de sus conclusiones y un resumen de las mismas destinado a los líderes políticos el 31 de marzo en la citada ciudad japonesa. El IPPC presentará una síntesis del informe conjunto y sus conclusiones finales en octubre en Copenhague.

EFE

https://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/onu-alerta-que-cambio-climatico-afectaria-la-seguridad-alimentaria-/13738481

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

Obtienen energía renovable a partir de aguas residuales

ENERGÍA RENOVABLE , AGUAS RESIDUALES

Investigadores del Departamento de Ingeniería Química de la UAB han logrado obtener energía eléctrica e hidrógeno de manera eficiente a partir del proceso de depuración de aguas residuales. El sistema propuesto, publicado en Water Research, utiliza bacterias que consumen la materia orgánica y producen una corriente eléctrica que permite la producción de hidrógeno, el vector energético del futuro. Los resultados apuntan hacia un desarrollo a escala industrial de esta tecnología.

Actualmente existen tratamientos que permiten la purificación de las aguas residuales para conseguir efluentes que se pueden verter en mares o ríos sin problemas medioambientales. Sin embargo, se trata generalmente de tecnologías con un elevado coste energético, mayoritariamente de aireación y bombeo, y con un elevado coste económico del tratamiento de los residuos generados, principalmente de los lodos de depuradora.

Las aguas residuales contienen una gran cantidad de energía química almacenada en la materia orgánica contaminante. Para intentar aprovechar esta energía, investigadores de diferentes laboratorios de todo el mundo buscan cómo recuperarla, por ejemplo en forma de hidrógeno, un proceso que eliminaría eficientemente la materia orgánica de las aguas residuales y permitiría no sólo la reducción del consumo energético del proceso de depuración sino, incluso, la obtención de energía a partir de este residuo. La clave para lograrlo son las llamadas celdas microbianas de electrólisis. Se trata de la utilización de unas bacterias muy especiales, las bacterias exoelectrógenas, que son capaces de oxidar la materia orgánica y generar corriente eléctrica permitiendo producir hidrógeno. En estas celdas basta con añadir un poco de energía en forma de voltaje, mucha menos de la necesaria para hacer la electrólisis del agua, que se recupera con creces en forma de hidrógeno, consiguiendo generación neta de energía.

Investigadores del grupo de investigación en Bioelectroquímica del Departamento de Ingeniería Química de la UAB han conseguido mejorar la eficiencia energética de las celdas. Los resultados a nivel de laboratorio son muy prometedores y demuestran que estos sistemas tendrían un nicho de mercado a escala industrial. Los científicos, coordinados por los profesores Albert Guisasola y Juan Antonio Baeza, han utilizado aguas residuales reales, en lugar de las aguas sintéticas muy biodegradables utilizadas en la mayor parte de los experimentos, y han logrado la producción biológica de hidrógeno y la recuperación, durante el proceso de tratamiento, de buena parte de la energía contenida en los residuos. Para conseguirlo, los investigadores han seleccionado un conjunto de bacterias capaz de transformar estos sustratos complejos, metanol, residuos lácteos, almidón y glicerol, en compuestos más simples que pueden ser degradados por los microorganismos exoelectrógenos.

Los resultados han sido muy positivos y se ha conseguido intensidades de corriente y velocidades de producción de hidrógeno muy elevadas a partir de la depuración de estas aguas residuales. A largo plazo, la celda alimentada con residuos lácteos dio los mejores resultados tanto en términos de intensidad de corriente (150 amperios por metro cúbico de celda), como en producción de hidrógeno (0.94 metros cúbicos de hidrógeno por metro cúbico de reactor y día) y en recuperación de electrones en el cátodo (91%), y todo ello con un voltaje aplicado de sólo 0.8 V. Estos resultados dan un empuje al desarrollo industrial de esta tecnología y a la posibilidad de crear sistemas de tratamiento de aguas residuales que produzcan energía en forma de hidrógeno.

Referencia: Montpart N., Rago L., Baeza JA, Guisasola A. (2015) Hydrogen production in single chamber microbial electrolysis cells with different complejo sustratos. Water Research. 68, 601-615.

https://www.ecoticias.com/energias-renovables/100693/obtienen-energia-renovable-a-partir-de-aguas-residuales

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

AGROENCUENTRO

AGROENCUENTRO , proyectos , TECNOLOGIAS

La Red Interinstitucional de Cambio Climático y Seguridad Alimentaria de Colombia (RICCLISA) te invita a que participes en el AGROENCUENTRO, evento que tendrá lugar en Centro Recreativo Comfacauca Pisojé (Carrera 5# 50 – 113) en la ciudad de Popayán-Cauca, organizado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural los días 10 y 11 de diciembre de 9 a.m. – 6 p.m.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

Cómo financiar la seguridad climática

FINANCIAMIENTO , SEGURIDAD CLIMATICA

 

El objetivo del sistema financiero mundial es el de asignar los ahorros del mundo a sus utilizaciones más productivas.

Cuando el sistema funciona adecuadamente, se canalizan dichos ahorros en inversiones que aumentan el nivel de vida; cuando no funciona bien, como en los últimos años, se canalizan los ahorros en burbujas inmobiliarias y proyectos medioambientalmente perjudiciales, incluidos los que exacerban el cambio climático inducido por el hombre.

El 2015 será un punto de inflexión en el empeño de crear un sistema financiero mundial que contribuya a la seguridad climática en lugar de a la ruina climática. En julio, los gobiernos del mundo se reunirán en Addis Abeba (capital de Etiopía) a fin de acordar un nuevo marco para la financiación mundial.

El objetivo de la reunión será el de facilitar un sistema financiero que apoye el desarrollo sostenible, lo que quiere decir un crecimiento económico que no sea socialmente excluyente y sí medioambientalmente racional.

El costo social de cada tonelada de CO2 en la atmósfera va de 10 a 100 dólares. Noruega y Suecia introdujeron el impuesto de 100 dólares. Foto: AFP

Cinco meses después, los gobiernos del mundo firmarán en París un nuevo acuerdo mundial para luchar contra el cambio climático inducido por el hombre y canalizar fondos en la energía inocua para el clima, partiendo de los avances logrados este mes en las negociaciones celebradas en Lima (Perú). También allí la financiación cobrará gran importancia.

Los principios básicos están claros. La seguridad climática requiere que todos los países sustituyan sus sistemas energéticos basados en el carbón, el petróleo y el gas por otros eólicos, solares, geotérmicos y de otra índole que entrañen escasas emisiones de carbono. También debemos probar la viabilidad de la captura y el secuestro del carbono en gran escala, que podría permitir la utilización inocua y a largo plazo de al menos algunos combustibles fósiles.

En cambio, el sistema financiero mundial ha seguido aportando centenares de miles de millones de dólares al año a la exploración y el desarrollo de nuevas reservas de combustibles fósiles, al tiempo que destina muy poco a la captura y el secuestro del carbono.

Muchas inversiones en nuevas reservas de combustibles fósiles perderán grandes cantidades de dinero por la reciente caída de los precios del petróleo, y muchas de las reservas de combustibles fósiles que las empresas están desarrollando actualmente quedarán tarde o temprano ‘varadas’ (mantenidas en el subsuelo) como parte de las nuevas políticas climáticas mundiales.

La realidad es sencillamente que el mundo tiene muchos más recursos de combustibles fósiles que los que se pueden quemar de forma inocua, en vista de las manifestaciones del cambio climático inducido por el hombre.

Aunque las señales del mercado aún no son demasiado claras, los inversionistas que han tenido más éxito este año han sido los que han vendido sus acciones correspondientes a combustibles fósiles, con lo que se han librado del hundimiento de los precios del petróleo. Tal vez hayan tenido suerte simplemente este año, pero su decisión de desinvertir es acertada a largo plazo, porque se adelanta correctamente al futuro cambio normativo de abandono de los combustibles fósiles y su sustitución por energía con escasas emisiones de carbono.

Varios importantes fondos de pensiones y fundaciones de Estados Unidos y Europa han adoptado esa iniciativa hace poco. Han hecho caso a las palabras del exdirector gerente de la gigantesca empresa petrolera BP, Lord Browne, quien recientemente observó que el cambio climático representa una “amenaza existencial” para la industria petrolera.
Ahora, otros gobiernos del mundo están introduciendo la fijación de los precios del carbono para reflejar los elevados costos sociales inherentes a una utilización continua de los combustibles fósiles. Cada tonelada de dióxido de carbono emitido a la atmósfera por la quema de carbón, petróleo o gas contribuye al calentamiento planetario a largo plazo y, por tanto, también a los costos a largo plazo que recaerán sobre la sociedad en forma de sequías, inundaciones, olas de calor, tormentas extremas y aumento de los niveles del mar.

Si bien no se pueden predecir con precisión dichos costos futuros, los costos sociales actuales de cada tonelada de CO2 añadida a la atmósfera ascienden, según cálculos recientes, a entre 10 y 100 dólares, y el Gobierno de Estados Unidos ha optado por un cálculo mediano de unos 40 dólares por tonelada para orientar la reglamentación de la energía.

Algunos países, como Noruega y Suecia, introdujeron hace mucho un impuesto a las emisiones de CO2 para reflejar un costo social de 100 dólares por tonelada o incluso mayor.

Muchas empresas privadas, incluidas las petroleras mayores, han introducido también una contabilidad interna del costo de las emisiones de carbono para orientar sus decisiones en materia de inversiones en combustibles fósiles, lo que les permite adelantarse a las consecuencias financieras de las futuras reglamentaciones y fiscalidad estatales.

A medida que otros países y empresas introduzcan la fijación de precios correspondientes al carbono, la contabilidad interna del costo de las emisiones de carbono aumentará, las inversiones en combustibles fósiles resultarán menos atractivas y las inversiones en sistemas energéticos con escasas emisiones de carbono resultarán más interesantes.

Las señales aparecidas en el mercado de la fiscalidad del CO2 (o el costo de los permisos de emisión de CO2) ayudarán a los inversionistas y gestores de fondos a prescindir de nuevas inversiones en combustibles fósiles. Los impuestos al carbono ofrecen también a los gobiernos una fuente decisiva de ingresos para las inversiones futuras en energía con escasas emisiones de carbono.

Al haber bajado los precios internacionales del petróleo –nada menos que 40 dólares por barril–, este es un momento ideal para que los gobiernos introduzcan la fijación de precios del carbono. En lugar de dejar que el precio al consumo de petróleo baje en la misma medida, los gobiernos deben establecer en su lugar un impuesto al carbono.

Los consumidores seguirán ganando igualmente. Como cada barril de petróleo emite aproximadamente 0,3 toneladas de CO2, un impuesto al carbono de 40 dólares –por citar un caso– por tonelada de CO2 entraña un impuesto al petróleo de tan solo doce dólares por barril, y, como los precios del petróleo han bajado más del triple del impuesto, los consumidores seguirían pagando mucho menos que hace unos meses.

Además, unos nuevos ingresos procedentes de los impuestos al carbono serían una bendición para los gobiernos. Los países con renta elevada han prometido ayudar a los países con renta baja a invertir en seguridad climática, tanto desde el punto de vista de la energía con escasas emisiones de carbono como desde el de la capacidad de resistencia contra las crisis climáticas.

En concreto, han prometido 100.000 millones de dólares al año en financiación relacionada con el clima a partir de 2020, frente a los entre 25.000 y 30.000 millones de dólares en este año. Los nuevos ingresos procedentes de un impuesto al CO2 brindarían una forma ideal de cumplir esa promesa.

El cálculo es sencillo. Este año, los países de renta elevada han emitido unos 18.000 millones de toneladas de CO2: la mitad, aproximadamente, de todas las emisiones mundiales. Si esos países asignaran tan solo dos dólares por tonelada de CO2 para las organizaciones de financiación mundial, como el nuevo Fondo Verde para el Clima y los bancos de desarrollo regionales, transferirían unos 36.000 millones de dólares al año. Utilizando parte de ese dinero para movilizar la financiación del sector privado, se podrían conseguir los 100.000 millones completos de financiación climática.

Tanto las grandes empresas petroleras como las grandes financieras han cometido errores graves en los últimos años, al canalizar fondos en inversiones socialmente destructivas. En el 2015, esos dos potentes sectores y el mundo en conjunto pueden empezar a enderezar la situación. Tenemos a nuestro alcance la creación de un nuevo sistema mundial que dirija los ahorros a donde son urgentemente necesarios: el desarrollo sostenible y la seguridad climática, para nosotros y para las generaciones futuras.

https://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/ciencia/como-financiar-la-seguridad-climatica/15085862 

JEFFREY D. SACHS*
Project Syndicate
Nueva York.
Traducido del inglés por Carlos Manzano

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

WWF pide a estados abandonar combustibles fósiles en 2050

COMBUSTIBLES , CONVENCIÓN

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) pidió este viernes el compromiso de los Estados participantes en la vigésima cumbre mundial de las Naciones Unidas por el cambio climático (COP20, por sus siglas en inglés) para abandonar los combustibles fósiles y consumir únicamente energías renovables en 2050.

La organización defensora de la conservación de los bosques expresó en un comunicado su optimismo en que haya avances significativos hacia este objetivo durante la cumbre que se celebrará en Lima del primero al 12 de diciembre, con la presencia de líderes políticos y mandatarios de 195 países.

WWF aconsejó a los gobiernos "actuar con urgencia para reducir la brecha de emisiones" de carbono y de gases de efecto invernadero antes del año 2020 mediante el aumento de un 25 % en el consumo de energías renovables y una mayor eficiencia energética.

También reclamó que los países desarrollados aumenten sus compromisos actuales en la reducción de emisiones y que apoyen a los países en vías de desarrollo para que incrementen sus acciones de mitigación y adaptación al cambio climático, con contribuciones "transparentes, comparables y ambiciosas".

Según la WWF, el nuevo acuerdo mundial sobre cambio climático que se debatirá en Lima deberá asegurar la financiación del Fondo de Adaptación y comprometerse a frenar la deforestación.

La organización ambiental también destacó la importancia de articular un mecanismo de ayuda para aquellos países o comunidades que sufrirán pérdidas permanentes y daños a causa de los impactos del cambio climático.

En el marco de la negociación de la COP20, la WWF le demandó a la Unión Europea "asumir mayor ambición y liderazgo", ya que, a su criterio, "los países europeos tienen que establecer objetivos dirigidos a lograr una transición rápida y justa hacia un modelo energético basado en las energías renovables y la eficiencia energética".

La organización valoró los compromisos de China y Estados Unidos acordados recientemente para reducir sus emisiones hacia el año 2025 y confió en que los compromisos financieros realizados por una serie de países a inicios de este mes sean un impulso político para las conversaciones de la COP20.

La sudafricana Tasneem Essop, líder de la delegación de WWF para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, indicó que el hecho de que la sede de la COP20 sea en Sudamérica debe ser un "incentivo para que todos los países dejen de lado sus propios intereses nacionales y actúen por los intereses del planeta".

"Nos reuniremos en un continente de países en desarrollo que ya han experimentado los impactos devastadores del cambio climático en forma de inundaciones, derretimiento de glaciares y otros eventos climáticos extremos", explicó Essop.

La COP20 tiene como objetivo pactar el borrador de un nuevo acuerdo mundial sobre la reducción de gases de efecto invernadero que deberá ser aprobado durante la COP21 del próximo año en París, para sustituir al protocolo de Kioto, suscrito en 1992.

EFE (lima)

https://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/ciencia/wwf-pide-a-estados-abandonar-combustibles-fosiles-en-2050-/14900856

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0

Deforestación y cambio climático

DEFORESTACIÓN , CAMBIO , CLIMATICO

La Amazonia brasileña tiene casi de cinco millones de kilómetros cuadrados, de los cuales originariamente era un millón compuesto por campos y cuatro millones por selva.

Hoy una quinta parte de la jungla ya no existe, pues más de 750.000 kilómetros fueron comidos a la naturaleza por la deforestación.

Cierto es que desde 2004 ha habido una franca caída en los números, de una media de 27.000 kilómetros cuadrados por año hasta entonces a unos 4500 kilómetros cuadrados desde 2004 hasta 2012. En los últimos dos años ha subido de nuevo a poco menos 6000 kilómetros cuadrados deforestados, lo que se interpreta desde el ámbito político como un repunte nada preocupante.

Sin embargo, desde Imazon, una de las mayores ONG defensoras de la Amazonía, “la situación actual es un desafío porque no se sabe si la subida de los dos últimos años va a continuar”.

“Si hablamos de datos, económicamente no es importante en el contexto del país: apenas un 8 por ciento de la economía se genera allí, pero los gases que provocan el efecto invernadero salen en un 55 por ciento de la Amazonia. Ahí encontramos la deforestación”, asegura el investigador Beto Veríssimo.

Tres factores ayudaron a que descendiese la deforestación: la creación de áreas protegidas, el control de los perpetradores y la aplicación de una política contra el crédito para quien deforesta. ​

ARTURO LEZCANO

 

https://www.eltiempo.com/multimedia/especiales/deforestacion-y-cambio-climatico/14947215

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
[...]

Leer más 0
7
Siguiente
Final

Suscríbete a nuestro boletín mensual y entérate de nuestro trabajo.

Aliados estratégicos RICCLISA

bluebrowncustomgreenorangepinkredturquoiseyellow