Noticias

Estación micro-meteorológica para medición de gases efecto invernadero, agua y energía, ubicada en la estación experimental Paraguaicito – CENICAFE. Estación micro-meteorológica para medición de gases efecto invernadero, agua y energía, ubicada en la estación experimental Paraguaicito – CENICAFE. Imagen: Ricclisa.

Carbono y Agua en diferentes agroecosistemas cafeteros; evaluaciones a partir del balance de energía.

El café es uno de los productos primarios más importantes en más de 50 países de los trópicos húmedos, soportando la economía de millones de personas alrededor del mundo; se cultiva en 10.5 millones de hectáreas y la producción mundial es alrededor de 9 millones de toneladas de café verde, de las cuales el 62% provienen de las variedades Coffea arábica, 36 % de Coffea Canephora y 1% de Coffea libérica. Brasil, Vietnam y Colombia cubren más del 50% del mercado mundial, siendo Colombia el tercer País en exportaciones en los últimos cinco meses del último año cafetero (2016-2017) con 14.5 millones de sacos. En Colombia, uno de cada tres empleos agrícolas es provisto por el sector cafetero; genera 631.000 empleos al año, y más de medio millón de familias dependen directamente de este cultivo.

Las principales zonas en donde se cultiva el café en Colombia se encuentran entre 1° y 11.5° Latitud Norte en la Zona Intertropical Ecuatorial y se adapta desde el nivel del mar hasta los 2000 metros de altitud. Sin embargo, debido a que el centro de origen es el continente africano, se adapta mejor a condiciones de altitud (rango óptimo entre los 1200 y 1800 m.s.n.m.); por esta razón los cafés de alta calidad se producen en las montañas. Además de la cantidad de radiación solar, la ubicación geográfica específica de cada región cafetera colombiana determina condiciones particulares de disponibilidad de agua, temperatura, viento y suelos, lo cual es determinante para que el café se cultive bajo diferentes sistemas de producción que incluyen plantaciones a libre exposición solar, a la sombra y a la semisombra.

Gran parte de los trabajos de ecofisiología del cafeto se han basado en el análisis de la productividad en función de la disponibilidad de recursos (agua, nutrientes, suelos, entre otros) y recientemente, se han evaluado sistemas cafeteros asociados con otros cultivos en función de la generación de servicios ecosistémicos, pero hasta la fecha, no se encuentran en la literatura estudios que expliquen de manera integral las diversas interacciones entre la energía proveniente del sol, el agua y el carbono en agroecosistemas cafeteros.

Por tal razón, actualmente la Red de interinstitucional de Cambio Climático – RICCLISA,  a través del proyecto “Desarrollando e intercomparando modelos de predicción de crecimiento y producción de cultivos”  evalúa el movimiento del agua y del carbono, mediante el balance de energía en diferentes tipos de sistemas productivos cafeteros típicos de la cuenca alta del río Cauca, a través de sistemas micrometeorológicos de última tecnología como los “Eddy Covariance”, el cual  constituye una forma precisa para medir los flujos de energía entre la superficie y la atmósfera, y rastrear los flujos de gases en diversos ecosistemas.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

 436,    15  Jun  2017 ,   WP5

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro boletín mensual y entérate de nuestro trabajo.

Aliados estratégicos RICCLISA

bluebrowncustomgreenorangepinkredturquoiseyellow